BALLET DEL TEATRO MARIINSKY DE SAN PETERSBURGO
Teatro del Generalife
lunes 1 julio 22:30 Danza

Artistas

Ballet del Teatro Mariinsky de San Petersburgo

Yuri Fateev, director artístico

Programa

 

Chopiniana

Coreografía y escenografía: Michel Fokine

Música: Fryderyck Chopin

Versión revisada por Agrippina Vaganova

Diseño de escenografía sobre bocetos originales de Orest Allegri

Estrenado el 19 de junio de 2017 en el Teatro Mariinsky

Duración: 25 minutos

 

In the Night

Coreografía: Jerome Robbins

Música: Fryderyck Chopin

Puesta en escena: Ben Huys

Diseño de vestuario: Anthony Dowell

Iluminación: Jennifer Tipton

Revisitado por Nicole Pearce

Estreno mundial: 29 de enero de 1970, New York City Ballet, Nueva York

Estreno en el Teatro Mariinsky el 18 de marzo de 1992

Estreno de la versión de Nicole Pearce el 5 de mayo de 2009

Con el permiso de The Robbins Rights Trust

Duración: 25 minutos

 

INTERMEDIO

 

Marguerite and Armand

Coreografía: Frederick Ashton

Música: Franz Liszt (Sonata para piano en si menor)

Orquestación: Dudley Simpson

Repetidor de la producción en el Teatro Mariinsky: Grant Coyle

Diseño de escenografía y vestuario: Cecil Beaton

Concepto de luces original: John B. Read

Duración: 30 minutos

Grandes coreógrafos del siglo XX reinterpretan el ballet romántico

En el segundo programa del Mariinsky, Chopin y Liszt sirven de base a tres coreógrafos esenciales del siglo XX para reinterpretar el ballet romántico. Son Michel Fokine, el creador con el que Diaghilev inició sus Ballets Russes; Jerome Robbins, emblema junto a Balanchine del ballet neoclásico norteamericano desde el New York City Ballet, y Frederick Ashton, el gran creador del Royal Ballet. Con Chopiniana, Fokine nos adentra en un mundo onírico, presidido por el personaje del poeta y sus musas, las sílfides, vestidas en blancos tutús largos. En su ya clásico In the Night, Robbins se inspira también en Chopin para dotar de personalidad singular a tres parejas de bailarines con sus íntimos nocturnos. Ashton, por su parte, adapta la novela La dama de las camelias para su afamado y pasional ballet Marguerite and Armand, basándose en la Sonata para piano en si menor, de Franz Liszt. Fue creado para la pareja de astros del momento, Margot Fonteyn y Rudolf Nureyev, y en la noche de su estreno en 1963, tuvieron que salir a saludar veintiuna veces ante la aclamación del público en Covent Garden.